¿Alimentos infantiles? No, gracias. Mejor que coma comida.

Cuando te presenté la alimentación complementaria a demanda ya te di unas pinceladas de porqué no dar papillas y otros “alimentos infantiles” a tu bebé. Es preferible que aprenda a comer con la comida que comemos los adultos.

Hoy quiero profundizar en el tema y contarte lo que llevan en realidad esos productos. Normalmente nos los venden muy bien y nos hacen creer que son super necesarios. Hasta vienen avalados por sociedades médicas (lamentable) o nos los recomienda el pediatra en la consulta. ¿Cómo van a ser innecesarios o perjudiciales? Lamentablemente así es, ahora lo verás.Todos estos productos de la sección de alimentación infantil tienen muy poco de comida y mucho de productos alimentarios. Básicamente podríamos resumir que son azúcar en paquetes de colores.

Alimentación InfantilLa gran mayoría de estos productos llevan cantidades enormes de azúcar, nada adecuadas para los niños. No aportan nada nutricionalmente hablando. Para lo único que sirven es para malacostumbrar su paladar a sabores falsos, súper azucarados, y que luego no les guste la comida de verdad. Así que a todo hay que echarle ketchup u otros productos procesados para darle “sabor”.

De mayores nos hartamos de decirles que no coman chuches, pero con 8 meses venga a darles “chuches” sin que las pidan. Además forzando a que se acaben el paquete completo.

Normal que luego sigan pidiendo lo que les hemos dado hasta ahora y no la fruta fresca, que encima no viene con regalos ni dibujos en el paquete

¿Qué hay en los productos infantiles?

Si te parece que exagero con el tema del azúcar solo tienes que mirar la tabla nutricional de esos productos. Es esa en que pone “por cada 100 gramos”. Si la miras habrá una linea en la que ponga “azúcar”, ese número es la cantidad de gramos de azúcar por cada 100 de producto, es decir, el porcentaje de azúcar.

Para que te hagas una idea según la OMS (Organización Mundial de la Salud) sólo un 5% de las calorías que ingerimos deberían proceder de azúcares libres. Esto quiere decir que para un adulto medio con una ingesta de 2000 calorías serían 25 gramos de azúcar como máximo al día (cada gramo de azúcar son unas 4 calorías).

En el caso de un bebé o un niño pequeño la cantidad recomendada debería ser cero. No tengas prisa, ya llegara el momento en que ellos solitos nos pidan chuches y caramelos, seguro. Pero de momento no saben lo que son ni a qué saben, ni falta que hace.

Azúcar en los productos infantiles

Vamos a ver algunas cantidades de azúcar de estos “productos infantiles”.

Zumos

Lamento decirte esto, pero lo zumos ni son fruta ni son sanos, ni de brick ni caseros. Yo cuando lo descubrí también aluciné. Siempre pensando que el zumo de naranja para desayunar era una opción ideal y sustituía a una pieza de fruta y resulta que no.

Los envasados, aunque no lleven azúcares añadidos, tienen mucho azúcar. Los hay que llegan a los 11 gramos por cada 100 ml, igual o más que un refresco azucarado. Si sumamos que hay botes de 200 ml, al beberse el bote entero el niño se está tomando 22 gramos de azúcar, prácticamente el máximo recomendado para un adulto en un día entero.

sin azucar bebe alimentos infantiles           sin azucar bebe alimentos infantiles

Lácteos

No me refiero a las leches de fórmula para lactantes, sino a los postres lácteos infantiles  (yogures de sabores, yogures bebidos con frutas, natillas infantiles, etc.) y a las leches de crecimiento.

Estos productos vienen llenos de mil vitaminas y otras cosas, para que sean atractivos para los padres. Pero realmente son totalmente innecesarias si tu niño tiene una alimentación correcta.

Lo que no anuncian es que también les meten mucho azúcar y grasas poco saludables. Una de esas lechees de crecimiento o postre lácteos no  mejor que un batido de chocolate. Además los lácteos no deben darse a los niños antes del año, salvo las leches adaptadas si toman lactancia artificial.

sin azucar bebe alimentos infantiles           sin azucar bebe alimentos infantiles

Galletas

Las galletas, aunque sean especificas para niños y estén hechas por las mismas marcas que las leches artificiales o las papillas, no son aptas para niños. Y las de adultos tampoco.

Tienen entre un 20 y un 25% de azúcar. Es decir, de cada 4 galletas que le damos a un niño (o nos comemos los adultos) una es todo azúcar, piénsalo y visualízalo, da repelús ¿verdad?

Además las harinas refinadas y aceite de palma que llevan que tampoco son nada saludables.

 sin azucar bebe alimentos infantiles           sin azucar bebe alimentos infantiles

Papillas

Las papillas básicas de cereales tienen también un 25% de azúcar más o menos. Igual que unas galletas, asombroso. Si ademas llevan algún complemento como miel, galletas o cacao ya superamos el 30% de azúcar, alucinante.

Te recomiendo este post de la dietista nutritionista Lucía Martinez para ampliar la información sobre las papillas infantiles y su poca nula necesidad.

¿Todo es problema del azúcar?

Además de azúcar, que ya has visto que llevan mucho más del recomendable, el resto de ingrediente no son mucho mejores.  Son harinas refinadas y grasas de baja calidad, como el aceite de palma. Si miras la lista de ingredientes verás que nada tiene que envidiar a la de una bollería o un batido.

Todo esto en su conjunto hace que no debamos dar estos productos infantiles a los niños. Les malacostumbramos a sabores procesados que no son los de la comida de verdad.

La solución al azúcar no es quitarlo para ponerle edulcorantes, como están haciendo con casi todos los productos. Al hacer eso seguimos tomando y dando a nuestros hijos sabores simulados, porque el sabor dulce sigue presente.

Seguimos malacostumbrando su paladar a sabores falsos e irreales. Cuando les demos comida real les sabrá insípida y no la querrán. O necesitarán echarle aditivos falsos como el ketchup para que tenga sabor y poder comerla.

Otro problema que creamos con todos estos productos es que quitamos espacio a la comida de verdad, las frutas y verduras frescas. Si un niño se toma un zumo, papilla o unas galletas ya no está comiendo frutas, verduras o cereales integrales, es decir, comida de verdad.

Entonces ¿qué les damos a los niños?

Todo esto te lo cuento para que sepas qué le estás dando a tu hijo al comprar estos productos. Nos los venden con anuncios en los que nos dicen que son imprescindibles para el crecimiento de nuestros niños. Nos ponen dibujos de frutas en el paquete, reclamos de “sin azúcar” y con mil vitaminas, etc. Y claro ¿qué madre o padre no quiere que su hijo crezca bien, coma fruta, no tome azúcar y esté bien vitaminado? Por eso creo que es importante que sepas qué hay de verdad en estos productos

Para que tu niño crezca bien, coma fruta y esté bien vitaminado solo tienes que darle fruta entera y comida normal. Materias primas podríamos resumir: frutas, hortalizas, verduras, legumbres, carne, pescado, cereales integrales (de los de verdad: arroz, pan, pasta, etc.).

Unas frutas son unas chuches maravillosas para un niño. Mi hija se pone más contenta al ver unas frambuesas o unas fresas que cualquier paquete de galletas (porque no sabe lo que son).

Espero haberte hecho reflexionar sobre estos “alimentos infantiles” y que tengas más claro lo que son y la poca falta que le hacen a tus hijos. Aunque si quieres dárselos que sea de forma consciente, no pensando que les estás ayudando a crecer, para eso dale simplemente comida.

Si te ha sido útil cuéntamelo y comparte para poder ayudar a otras familias. Compartir es vivir.

Comparte esto:

checklist porteo seguro portabebes

Únete al Club BabyConsulting y disfruta de tu maternidad. Suscríbete al blog y entérate de todo lo que tengo preparado para ti.