8 Errores que debes evitar con el Baby Led Weaning (BLW)

Muchas veces para triunfar en algo no basta solo con hacer una serie de cosas bien, también hay que evitar hacer otras mal. O directamente no hacerlas.

En este post vimos algunas claves para triunfar con el método BLW. Hoy quiero contarte algunos errores que debes evitar.

Algunos de estos errores son bastante comunes, porque los vemos constantemente y no pensamos que sean errores. Otros son más difíciles de cometer porque son muy obvios. Tenlos en cuenta todos cuando le des de comer a tu bebé.

Claves para el fracaso, evítalas

Elegir un mal momento para comer

Si el bebé está cansado o enfadado no querrá participar de la comida. Mejor dejarle y que coma en otro momento, o que no coma. Recuerda que el alimento principal es la lactancia. Con el BLW queremos que aprendan y eso puede hacerlo en otro momento.

El objetivo principal de la alimentación complementaria es instructivo, no nutricional. Con el BLW aprenden a distinguir texturas, sabores, olores, mastican, cogen, tragan, deciden, practican la motricidad fina y, además de muchas más cosas, disfrutan.

Por eso el momento de la comida debe ser un momento agradable, y no debemos forzarle.

Relajarte con la seguridad

Es un error poco común pero no está de más avisarlo para evitar situaciones peligrosas.

Ahogarse con el BLW es complicado porque es el propio bebé quién gestiona su comida y nadie mejor que él se conoce. Sin embargo debemos tener precauciones y adaptar los alimentos a su nivel de desarrollo.

No le des alimentos muy duros como la zanahoria, que puedes dársela rallada. Ni alimentos redondos, como las uvas, que puedes cortar por la mitad.

Igual que cuando tu bebé empiece a andar no le dejarás cruzar solo la calle. Tampoco le dejes solo en la mesa comiendo.

Entrar en modo pánico

Los bebés nos observan todo el rato. Si cuando tiene una arcada te asustas, él/ella también lo hará. Muéstrate tranquila para que no se asuste.

Recuerda que la arcada es un reflejo de seguridad que nos indica que el alimento es demasiado para nosotros. Ayúdale a entenderlo y aprender a gestionarlo.

Mantén la calma, espera a ver su reacción y recuerda, si tose es que respira.

Te recomiendo hacer algún curso de primeros auxilios para saber cómo actuar en caso de que algo ocurra. Comiendo o en cualquier otra circunstancia. Te ayudará a tener confianza.

Mientras te dejo este video para que sepas cómo actuar si se ahoga.

Meterle prisa

Ya sabes que una de las desventajas del BLW es que hay que invertir tiempo hoy para el día de mañana. No cometas el error de meter prisa a tu bebé.

Obviamente es mucho más rápido darle una papilla a nuestro ritmo cuchara-cuchara-cuchara, que dejar que sea el bebé quien coma a su ritmo trozo-jugar-tirar-aplastar-chillar-llamar a mamá-llamar a papá-jugar-aplastar-…-trozo.

Tenlo en cuenta cuando te sientes a la mesa, y si no tienes tiempo dale un alimento que ya conozca, que sepas que gestiona rápido o reduce la cantidad.

Sobrecargar con nuevos alimentos

Recuerda introducir solo un alimento nuevo en cada comida, por si hubiera reacciones alergicas.

Además piensa que para tu bebé todo el proceso de comer es nuevo.  No conviene saturarle con demasiados alimentos nuevos a la vez. Deja que se familiarice con ellos. Dale tiempo, que coja “confianza”.

Tu tienes claro lo que es un trozo de pollo y para qué sirve, pero tu bebé no. Necesita aprenderlo poco a poco.8 errores evitar BLW

 Ignorar las señales de tu bebé

Para evitar este error debes observar a tu bebé y hacer caso a sus señales. Hasta ahora os ha ido bien con la lactancia materna (o artificial) a demanda. Le dejabas tomar lo que quería cuándo quería. La alimentación complementaria es igual, siempre que le ofrezcas alimentos saludables.

Si tira toda la comida al suelo repetidamente tal vez te esté diciendo que ya se ha cansado de comer, o de jugar con la comida, y quiere pasar a otra cosa. Recoge y mañana más.

Si se lanza a por tu plato puede que le apetezca más tu comida que la suya. Intenta darle lo mismo que coméis toda la familia. O comer alimentos que el bebé también pueda comer. Préstale atención y os irá genial.

Forzar al niño

Este error sucede porque es lo que vemos en todas partes. En la televisión y en nuestro entorno encontramos mil trucos para que “el niño coma” como consideramos los adultos que debe comer.

Le distraemos con avioncitos, la tele o el móvil. Les chantajeamos con no ir a jugar. Les “premiamos” con ir al parque si se lo acaban todo. Hasta les amenazamos porque “mamá sufre si no comes”. Y es algo que culturalmente es habitual y está bien aceptado. Pero no es bueno ni para su salud mental ni física.

Ya sabes, nunca hay que obligar a comer a un niño (o una niña). Ni obligarle a comer más porque creemos que ha comido poco. No debemos forzarle a comer un alimento que no le gusta. Ni exigirle a acabarlo porque “es el último trozo”.

Tampoco hay que alabarle por haberse comido una judía ni regañarle por comer solo un trozo. O reñirle por jugar con la comida, ya has visto que es bastante habitual.

masterchef obligar papilla

En la imagen ves un momento del programa Masterchef. Una prueba en la que los concursantes debían darles la papilla que habían cocinado a unos bebés desconocidos. Muchas risas y muy normal todo 🙄

Rendirse

Este error puede ocurrir por la presión del entorno. Muchas veces tenemos que pelear con familiares, pediatras y guarderías. Ten siempre presente porqué has elegido este método de alimentacion y todos los beneficios que le aporta a tu bebé y a tu familia.

Si lo que te preocupa es la cantidad de comida ya sabes que no todos los niños son iguales. Si el bebé de la vecina ya come de todo con 7 meses y el tuyo apenas ha probado 2 alimentos está bien. Cada bebé lleva su ritmo.

Hay algunos que necesitan más tiempo para coger confianza con la comida. ¿Tú comerías carne de cocodrilo? Seguramente el primer día no. Pero si vives en un sitio en la que es una comida habitual y todos los días la ves en el menu del trabajo y a tus compañeros comiéndola puede que acabes probándola. Aunque seguramente no el primer día.

Y puede que tú la pruebes a los 3 días y yo tarde 3 meses y no es ni mejor ni peor, es normal, cada uno a su ritmo. No es fácil pero si has elegido este camino es por algo. Piensa en los beneficios a largo plazo, habla con otras madres y, sobre todo, ignora los comentarios externos.

El BLW es una carrera de fondo

Recuerda que el BLW es una carrera de fondo. Los resultados no son inmediatos. Pero cuando en 6 meses tu bebé coma solito sin que tengas que darle tú la comida. Y coma la misma comida que tú, sin necesidad de triturarle todo. Entonces comprenderás que ha merecido la pena.

Verás los resultados de meses de aprendizaje, comida por el suelo y baberos sucios. Igual que aprender a hablar, aprender a comer es un proceso que lleva tiempo.

Seguro que ahora te parece que ese momento no va a llegar, pero te aseguro que lo hace, y muy rápido. Relájate, disfruta y coge la cámara de fotos (bueno, el móvil). Todos los descubrimientos que va a hacer tu bebé son maravillosos, inmortalízalos porque pronto ya los dominará.

 

Espero que saber las cosas que no debes hacer te ayude a que el la alimentación de tu bebé con el BLW sea exitosa.

Si te ha gustado comparte, ya sabes que compartir es vivir. Y suscríbete al blog para enterarte de todo.

 

Comparte esto:

checklist porteo seguro portabebes

Únete al Club BabyConsulting y disfruta de tu maternidad. Suscríbete al blog y entérate de todo lo que tengo preparado para ti.