Portear con el frío del invierno. Soluciones para todos los bolsillos

Parece que por fin llega el frío, aunque es un poco a días, que está el tiempo muy loco. Pero estos días de fresco hacen que nos empecemos a plantear cómo vamos a portear a nuestros peques y mantenernos calentitos en los meses de invierno.

¿Se puede portear en invierno?

Desde luego que se puede portear en invierno. El porteo es una actividad para los 365 días del año. Pero  si acabamos de empezar a portear a nuestro bebé, o esperamos que nazca en invierno y queremos portearle, es normal plantearnos esta pregunta y buscar soluciones.

Igual que adaptamos la ropa de nuestro armario a la temperatura de cada estación también podemos adaptar nuestros portabebés y nuestra ropa para portear. Vamos a ver cómo podemos adaptar nuestros portabebés (si es que hace falta) y qué opciones tenemos para no pasar frío mientras porteamos.

Primero de todo quiero que tengas en cuenta que el portabebés da calor. Es una tela que nos está cubriendo a nosotras casi toda nuestra parte superior y a nuestros peques casi todo su cuerpo. Y el contacto porteador-bebé da calor, mucho calor.

En general se suele recomendar que abriguemos a nuestros niños igual que nosotras o con una capa más, pues bien, el fular ya es una capa más.

Uso de los portabebés en invierno

Fular

Como vimos en el post sobre el fular rígido hay fulares de diferentes tejidos. Uno de ellos es la lana, que actúa como aislante térmico. En invierno podrías cambiar tu fular por uno de lana para ayudar a mantener vuestro calor corporal.

Si te has fijado no he dicho que la lana abrigue, sino que actúa como aislante térmico. Esto quiere decir que ayuda a mantener la temperatura corporal, por lo que (aunque no lo parezca) en verano también ayuda a mantenernos fresquitos. Si te compras un fular de lana podrás seguir usándolo en verano y no derretirte en el intento (sé que no me crees, pero es verdad).

También puedes usar nudos de varias capas, sobre todo si porteas a bebés grandes (o niños pequeños) ya que además de darles calor les darás más capas de sosten y tú irás más cómoda.

Puedes usar nudos que rodeen bastante tu cuerpo, como la doble hamaca, que con la banda horizontal que pasa por el pecho te dará más calor que un canguro, por ejemplo.

fular lana didymos Portear con el frío del invierno. Soluciones para todos los bolsillosFular de lana y algodón de Didymos con motivo muy invernal. Precioso para el invierno.

Bandolera

Aunque la bandolera es el portabebés que más se recomienda en verano porque es fresco no quiere decir que no la podamos usar cuando hace frío, para nada. Por un lado puedes seguir las mismas recomendaciones en cuanto al tejido que para el fular, ya sabes, lana.

Además si tu bandolera es de cola larga puedes usarla para cubrir al bebé con otra capa de tela. O incluso ponértela de bufanda si has olvidado la tuya, lo que necesites, esto si eres una despistada como yo te vendrá muy bien.

Mei tai y mochila

El mei tai y la mochila son portabebés con un panel que cubre bastante bien al bebé, así que por él no te preocupes. Los acolchados también te dan calor a tí, sobre todo en la zona del cinturón, lo que ayuda a que no se te meta el “frío en los riñones”.

Con el mei tai también puedes realizar acabados que te cubran bastante la zona del pecho cuando porteas a la espalda.

Ayudabrazos

Los ayudabrazos son los portabebés estrella del verano, pero no tenemos que dejar de usarlos en invierno. Bien abrigados siguen siendo un excelente portabebé. Eso sí, es el único portabebés que te recomendaría usar por encima del abrigo, te cuento porqué.

Los ayudabrazos de malla tipo tonga los solemos usar para momentos puntuales y ratitos cortos. Seguramente no compense quitarle al peque su abrigo para meterle en el nuestro y a los 2 minutos sacarle y ponerle el suyo para que eche a correr. Es más práctico ir cada uno con su abrigo, aunque mi consejo real es “prueba y haz lo que te resulte más cómodo”.

Aunque nada de esto es imprescindible, puedes seguir porteando con tu fular de siempre y haciendo tu nudo favorito. Con tu bando, mei tai o mochila, lo que quieras, no necesitas un portabebés especial. Simplemente te lo pones de tu forma habitual y luego te abrigas y listo.

Abrigarnos mientras porteamos

Tenemos varias formas de abrigarnos cuando porteamos a nuestro bebé te las cuento para que compares y elijas la que mejor te vaya. Ya lo sabes, no hay una mejor sino la que mejor se adapta a tus circunstancias, así que lee y luego elige la tuya.

Apaño casero

Esto viene muy bien si porteas delante, detrás es más complicado. Porteando delante nos colocamos al bebé en el portabebé, nos ponemos nuestro abrigo con normalidad y ponemos un trozo de tela de abrigo (un mantita, polar o similar) que una los botones o cremalleras del abrigo. Es decir que nos cierre y cubra al bebé. Nosotras ya estamos cubiertas, por el abrigo y por el peque, es a nuestro bebé al que le falta el calor en este caso.
Portear con el frío del invierno barato

Este apaño puede ser más o menos elaborado dependiendo de tu destreza con la aguja (o de la alguien de tu entorno). Puedes hacértelo con alguna mantita vieja del sofá, una barata del primark, o lo que quieras, incluso hacértela tú a ganchillo. Puede ser en el color de tu abrigo para disimular, o en otro que contraste para darle vida, a tu gusto, es lo bueno del DIY (y el precio, más barato no lo hay). Puedes hacerte incluso uno a juego con cada abrigo que uses, o uno para cada persona que portea, el límite lo pones tú.

Eso sí, ten en cuenta que será más fácil hacerlo con un abrigo de botones, que sólo tienes que hacer el ojal en el inserto y encontrar unos botones que encajen en el ojal del abrigo. La cremallera es más complicada porque tienes que encontrar una que encaje con la cremallera de tu abrigo (misión imposible) o cambiar la cremallera de tu abrigo para que encaje con la del inserto que hagas, y esto, además de la dificultal, sube el coste.

Versatilidad: ***

Presupuesto: €€

Portear con el frío del invierno barato

Abrigo grande

También podría denominarse apaño casero. Puedes usar un abrigo grande, de tu pareja por ejemplo, o el que hayas usado en el embarazo (si es que has usado). Esta solución también sirve solamente para portear delante y con bebés pequeños, aunque esto depende de lo grande que te vaya el abrigo.

Igual que antes, te colocas al peque en el portabebé delante y te pones el abrigo con normalidad. Al ser grande lo puedes cerrar incluso llevando a tu bebé pegadito a ti. También es un recurso muy económico si ya dispones de un abrigo así. El problema es que aunque a ti te quede grande el abrigo de tu pareja, a él es difícil que le quede grande el tuyo.

Versatilidad: ***

Presupuesto: €€

Cobertor

Esta solución ya es más elaborada y requiere un mayor desembolso de dinero (tampoco mucho).Portear con el frío del invierno barato cobertor hoppediz

Los cobertores son unas capas que cubren al bebé y que van preparadas con unas tiras y hebillas para que te las enganches al portabebés. Tú sigues usando tu abrigo o chaqueta normal y el peque va tapado por el cobertor. Sería como el apaño casero pero en plan bien, de pro.

Los hay de diferentes materiales, más o menos gruesos e incluso impermeables, así que dependiendo del clima de tu zona te irá mejor uno u otro. También puede usarse en entretiempo cuando nosotros no necesitamos tanto abrigo pero un bebé que va dormido a lo mejor sí.

El cobertor sirve para cualquier adulto así que si porteáis varias personas de forma habitual es una buena solución. O si hay un porteador principal y otros secundarios, el cobertor puede ser la solucion para los porteadores secundarios.

Los cobertores pueden usarse también a la espalda pero no es tan sencillo, están pensados para usarse delante. Además tú deberías seguir usando tu abrigo y poner al peque en la espalda encima de él, y luego te cuento porqué ésta no es buena opción.

Versatilidad: ***

Presupuesto: €€

Abrigo de porteo

Mi opción favorita. La más cara también, no te voy a engañar, pero si porteas intensivamente (sobre todo a la espalda) te la recomiendo 100%.

Sobre el precio quiero dejar clara una cosa, ¿Es la opción más cara de las que te voy a dar? Sí. ¿Son caros los abrigos de porteo? No. Comparados con cualquier abrigo normal (no uno low cost).

Abrigos de porteo hay muchos, de diferentes marcas, tejidos, larguras, grosores, colores, etc. Mil para elegir, así que seguro que encuentras alguno que te guste, o mejor aún, que te enamore. Además de abrigos también hay chaquetas, polares, sudaderas, etc. Dependiendo de la época y del frío de tu zona te irá mejor uno u otro.

Portear con el frio del invierno abrigo chaqueta de porteo momawoPortear con el frío del invierno abrigo de porteo wallabyPortear con el frio del invierno abrigo de porteo wallaby

Los abrigos de porteo sirven delante y a la espalda. También tienes chaquetas para zonas o épocas menos frías. Ya ves que los bebés grandes “caben” en los abrigos de porteo.

Ten en cuenta que un abrigo de porteo no sirve exclusivamente para cuando vamos porteando. Puedes llevarlo como un abrigo normal quitando el injerto que sirve para tapar al bebé. Puedes usarlo como abrigo de embarazo usando el mismo inserto con el luego cubrirás al bebé. Y, desde luego, puedes usarlo para portear a tu bebé delante o a la espalda.

Estas son las características de un abrigo de porteo estándar, sin embargo te recomiendo que mires bien las características concretas del que quieres comprar. Hay algunos que llevan un injerto extra para el embarazo. Hay otros que no permiten portear a la espalda. Mira bien para encontrar tu abrigo ideal.

Su gran desventaja, además del precio, es que no es intercambiable con otro adulto, salvo que coincidas en talla con el otro u otros porteadores.

Algunos consejos como usuaria de abrigos de porteo.

  • Con cremallera son más rápidos de intercambiar. Cuando ya porteamos a la espalda pero el bebé aún toma teta, muchas veces tenemos que cambiarle y llevarle delante para darle “su dosis”. Hacer el cambio de forma rápida si estamos en la calle es muy necesario.
  • Compralo en el embarazo. Los abrigos de porteo se pueden usar embarazada, así que si te toca pasar el final del embarazo durante el invierno puedes aprovechar, comprarlo ya y empezar a sacarle rentabilidad.
  • Para elegir la talla del abrigo tienes que tener en cuenta tu talla. El niño va tapado por el injerto extra de tela. Y tranquila, seguirá tapándole aun cuando sea más mayor.

Versatilidad: ***

Presupuesto: €€€

¿Y por qué no vamos cada uno con nuestro abrigo y listo?

Es muy normal pensar así, cada uno se pone su abrigo y luego encima el portabebés, lo siento pero no. Puedes hacerlo pero no te lo recomiendo, y te explico porqué.

Bebé con el abrigo puesto dentro del portabebés

Para empezar el ajuste del portabebés al cuerpo del bebé no es bueno porque hay una capa importante de tela que impide ese ajuste. Mantener una posición fisiológica correcta también es muy complicado. Esto hace que las 2 condiciones básicas del porteo seguro (posición y tensión adecuadas) fallen, por lo que no es recomendable portear así.

Además si el bebé se duerme y entramos en un sitio con calefacción (como un centro comercial, un bar o un piso) y queremos desabrigarle tenemos que sacarle del portabebés y, muy problablemente, se va a despertar.

Adulto con el abrigo puesto y el portabebés encima

Si porteas delante y llevas tu abrigo abierto con el portabebés por debajo del abrigo no irás mal. Es como cuando llevas un cobertor o te haces un apaño. Pero el bebé sí que tiene los inconvenientes que acabas de ver.

Si porteas a la espalda el tema se complica más. Primero porque la movilidad que da un abrigo es bastante limitada y pasar al bebé a la espalda así puede ser complicado, aunque esto dependerá del abrigo claro.

Además cuando entramos a un lugar cerrado con el bebé en la espalda no podemos quitarnos el abrigo sin quitar al bebé. Si está dormido tendremos que despertarle, y sino tendremos que bajarle y volver a subirle para quitarnos el abrigo. Y lo mismo para volver a ponernoslo, para mi gusto un jaleo. Pero como siempre quien tiene la última palabra eres tú. Yo te cuento las cosas y tú decides en base a la información que yo te doy y a tus necesidades y circunstancias.

Portear con el frio del invierno barato

Venga vale, cada uno su abrigo

Solo hay una circunstancia en la que el llevar cada uno su abrigo puede ser una buena opción. Cuando el bebé va a estar poco rato en el portabebés. Así no tenemos que estar quitando y poniendo el abrigo del peque. El pobre se queda helado desde que baja del portabebés hasta que le ponemos su abrigo.

Esto, como te he comentado antes, creo que te va a pasar sobre todo usando un ayudabrazos. Pero ésta es mi opinión personal. Si te vas a poner el portabebés y sabes que al poco el bebé va a bajar y no quieres que “se quede frío” puedes ponerle con su abrigo en el portabebés. Pero recuerda que el portabebés es una capa extra de abrigo.

Un par de recomendaciones extras para no pasar frío

Si tu bebé es grande y suele sacar los brazos por fuera del portabebés puedes llevar una chaqueta para ponérsela abierta por encima y que le cubra los brazos. Unos calentadores en los brazos, también pueden ser una buena solución. Aunque los bebés no son tontos y si tiene frío volverá a meter los brazos. Pero a veces les puede la curiosidad.

También te recomiendo que lleves una bufanda para tapar la zona de tu cuello. Es la zona más desprotegida ya que queda hueco entre el bebé y tú. También puedes usar un fular de porteo extra si llevas. O incluso la cola de la bandolera si es larga, imaginación al poder.

Y desde luego, no olvides otras prendas de abrigo para ti y para el bebé: gorro, guantes, orejeras, bufanda, etc.

Un último consejo, no uses buzos para portear a tu bebé, en otro post de porteo te contaré porqué. Suscríbete y no te lo pierdas.

Espero haberte aclarado cómo portear ahora que llega el frío. Si te quedan dudas déjame un comentario o contáctame en las redes sociales. Y si te ha resultado útil comparte para poder ayudar a más familias.

Suscríbete al blog aquí abajo. Recibirás un regalo exclusivo.

Comparte esto:

checklist porteo seguro portabebes

Únete al Club BabyConsulting y disfruta de tu maternidad. Suscríbete al blog y entérate de todo lo que tengo preparado para ti.