Conociendo portabebés III – Bandolera

Siguiendo con la serie de post “conociendo portabebés” donde espero que aprendas a fondo cómo es cada tipo de portabebés ergonómico, cómo se usa y que ventajas e inconvenientes tiene cada uno. Después de las 2 primeras sesiones de fulares hoy toca conocer otro portabebés ergonómico, la bandolera.

¿Qué es una bandolera de anillas?

La bandolera es una tela de unos 60-70 cm de ancho por unos 2 metros de largo con unas anillas cosidas en uno de sus extremos. La tela con la que se confeccionan las bandoleras es del mismo tipo que las de los fulares tejidos.

Es un portabebés en el que podemos llevar al bebé tumbado o erguido delante y a la cadera, y erguido a la espalda.

Igual que el fular tejido lo podemos utilizar desde recién nacido hasta el final del porteo.

¿Cuándo puedo usarlo?

La bandolera puede utilizarse desde recién nacido hasta que queramos. La tela en que está confeccionada es muy resistente, aunque no debes olvidar comprobar las indicaciones del fabricante.

La bandolera no rodea la cintura de ninguna manera, así que es un portabebés que se recomienda mucho para la época del postparto. Después del embarazo el suelo pélvico está muy debilitado, por lo que conviene prestarle más atención y usar portabebés que no lo aprisionen.

Este tipo de porteo respetuoso con el suelo pélvico se denomina Porteo No-Hiperpresivo, si quieres saber más en este video te lo explica Nohemí Hervada, su desarrolladora.

¿Qué aporta una bandolera?

bandolera anillas portabebeLas anillas que lleva hacen que no tengamos que anudar la tela, sino que las anillas la sostienen firmemente. Es un portabebés más intuitivo de colocar que un fular.

Por contra es un portabebés asimétrico, es decir, carga el peso en un solo hombro. Esto hace que para ratos largos o con bebés grandes pueda resultar incómodo y llegar a cargarnos la espalda. Aunque podemos tomar precauciones como cambiar de hombro a cada rato.

Su facilidad de uso lo hace un portabebés idóneo para trayectos cortos como bajar al parque, cuando los bebés empiezan a andar y está en esa época del sube y baja, o cuando vamos en coche y tenemos que entrar y salir muchas veces porque vamos a hacer varios recados, por ejemplo.

Diferencias entre bandoleras

Longitud de la “cola”

Las bandoleras no tienen talla pero sí es verdad que no todas tienen el mismo largo. Las hay más largas y más cortas. La diferencia para ti será que te sobrará más o menos tela saliendo de las anillas.  A este sobrante es a lo que denominamos cola.

Si tu cola es larga siempre puedes remeterla debajo del culo del bebé y aprovechar para reforzar el asiento, hacerle un cojín para sostener su cabecita o incluso usarla de bufanda para protegerte del frío.

Bandoleras artesanas

Además de las bandoleras de anillas de marcas “comerciales” encontramos una gran variedad en las artesanas de porteo, que nos pueden personalizar un poco más nuestra bandolera, el largo de la cola, el plegado del hombro o incluso añadir algún bolsillo.

Antes de elegir una bandolera artesana recuerda comprobar que la artesana es buena y de confianza. Como siempre te recomiendo dos mujeres en las que confío, que además de asesoras de porteo son artesanas maravillosas. Ellas son Esmeralda de Siriñadas y Jessica de Porteoh.

Plegados del hombroanillas bandolera portabebés

La gran diferencia y variedad de bandoleras la tenemos en los plegados del hombro. Es decir la forma en la que se pliega y cose la tela en su unión con las anillas.

El más común que seguramente vas a encontrar en la bandolera que te compres es el “plegado sakura”. Aunque más que un plegado es la ausencia de él, ya que simplemente la tela está cosida en linea recta, sin pliegues.

Es el más común en las bandoleras convencionales ya que es el que se adapta a mayor tipo de hombros. Si quieres uno más especifico para tu tipo de hombro te recomiendo que vayas a una artesana que además, como buena profesional, podrá orientarte sobre qué plegado es el que mejor se adapta a tu hombro y con el que irás más cómoda.

¿Cómo se usa una bandolera de anillas?

Como veíamos la bandolera no hace falta anudarla. Un lado de la tela va cosido a las anillas y el otro lado pasa entre ellas para quedar sujeto.

Antes de colocarla debes meter la tela por las anillas y ordenarla para que no se amontone, así podrás hacer un ajuste punto por punto. Si la tela está amontonada al tirar de un trozo para ajustar tirarás también de la que esté amontonada debajo y el ajuste no será correcto.

Solo necesitarás sacar la tela de las anillas cuando vayas a lavar la bandolera. El resto de veces puedes dejarla colocada. En cada uso solo tendrás que revisarla y ordenarla correctamente.

bandolera de anillas

Una vez preparada debes pensar primero en que hombro quieres llevar el peso del bebé. En ese hombro irán las anillas.  Entonces coloca la bandolera a modo de banda cruzada sobre tu cuerpo, por encima del hombro en el que quieres llevar el peso y por debajo del otro.

La tela de esa banda no debe quedar más abajo del hueso de tu cadera, o sobrará demasiada tela a la hora de ajustar. Coloca al bebé en la bandolera, haz un buen asiento y recuerda la posición fisiológica: pelvis basculada, rodillas más altas que el culo y espalda redondeada.

Sube la tela por su espalda y lleva todo el sobrante de tela a la zona delantera que queda entre el bebé y la anilla. Tira de la tela para ajustar punto por punto.

Si te has liado o no terminas de entenderlo no te preocupes, pronto lo verás claramente explicado en un video, estás cosas mejor verlas ¿a qué sí?

Ventajas de la bandolera de anillas

  • Sin nudos: al llevar las anillas no hay que anudar, lo que a mucha gente le resulta más práctico.
  • Lactancia: muy fácil de reajustar antes y después de amamantar, además de comodidad para hacerlo también nos da privacidad.
  • Ligera: ocupa menos espacio que otros portabebés para llevar “por si acaso”.
  • Fresca: al ser poca tela es uno de los portabebés más frescos.
  • Rápida: al colocarse de forma rápida es muy adecuada para la época del sube-baja de los nenes y para trayectos cortos.
  • Cintura libre: al no rodear la cintura no se ejerce presión sobre el abdomen ni el suelo pélvico, lo que resulta muy adecuado sobre todo tras el parto o durante el embarazo. Además tiene el plus de que se arruga menos la ropa.

Desventajas de la bandolera de anillas

  • Asimétrica: su principal desventaja es que carga el peso sobre un solo hombro, por lo que para ratos largos o bebés grandes puede no ser la opción más adecuada.
  • Requiere práctica: hay que practicar un poco para cogerle bien el punto a la colocación de las anillas.
  • Quita movilidad: el hombro sobre el que llevamos el peso tiene menos movilidad ya que está cubierto por la bandolera.

La verdad es que la bandolera tiene muchas ventajas. Puedes usarla como portabebés principal o como segundo portabebés para los momentos más puntuales. En épocas calurosas, con bebés grandes o tras el parto, tú eliges.

¿Conocías las bandoleras de anillas? Espero que hayas descubierto algo nuevo. Si te ha quedado cualquier duda déjame un comentario
y te la resolveré encantada.

¿Te ha gustado? Si es así ya sabes, comparte para poder ayudar a más familias. Compartir es vivir.

Si quieres conocer más portabebés suscríbete al blog. Recibirás un regalo exclusivo.

Comparte esto:

checklist porteo seguro portabebes

Únete al Club BabyConsulting y disfruta de tu maternidad. Suscríbete al blog y entérate de todo lo que tengo preparado para ti.