Tipos de portabebés, mini guía para descubrirlos

Cuando empezamos a buscar portabebés vemos que no solo hay que elegir entre varias marcas y modelos. Al contrario que los carritos por ejemplo. Los hay de diferentes formas y colores, pero al final son 4 ruedas con un asiento para el bebé y un manillar para empujar.

En el porteo no es así. Tenemos diferentes tipos de portabebés y dentro de cada tipo diferentes marcas y modelos.

Al principio puede resultar un poco abrumador. Mochilas, fulares, fulares elásticos, ergonómicos, no ergonómicos, evolutivo, desde recién nacido, toddler y otras muchas opciones y términos que ni siquiera sabes qué significan.

¿También te ha pasado? Tranquila. Quiero hacerte ese proceso más fácil. Aquí tienes una pequeña presentación de los diferentes tipos de portabebés. En cada uno encontrarás además el enlace para profundizar un poco más si crees que puede ser tu portabebés ideal.

Fular tejido

 

fular portabebe pañueloEl fular tejido o rígido es una tela de unos 70 cm de ancho por 4,6 metros de largo en la medida más estándar.

La tela del fular tiene la particularidad, por la manera en que está tejida, de que cede en diagonal pero no en vertical ni horizontal.

Es el portabebés más simple y por lo tanto el más versátil. Se adapta a diferentes tamaños de portadores y de bebés.

Nos permite llevar al bebé delante, a la cadera y a la espalda, tanto erguido como tumbado.

Además podemos colocar el fular de diferentes maneras, en lo que denominamos “nudos”. Hay muchos y seguro que cada pareja porteador-bebé encuentra el más cómodo para ellos. Eso sí requiere práctica para aprender a hacerlos.

El fular tejido podemos usarlo desde que el bebé es recién nacido hasta el final del porteo.  Esta fecha la marcáis tú y tu bebé. Vamos, hasta que os aguante el cuerpo porteando.

Fular elástico

fular elastico portabebe pañuelo

El fular elástico es también una tela larga de unos 50-70 cm de ancho por unos 5 metros de largo.

A diferencia del fular tejido la tela del fular elástico cede y se estira en todas las direcciones. Además en algunos casos lleva algún tipo de material sintético, elastan o lycra por ejemplo, que hace que sea todavía más elástico.

Esta elasticidad permite que podamos hacer un “preanudado”. Este nudo nos permite colocarnos primero el fular, atarlo, y luego meter al bebé. Suele dar mucha seguridad a los primerizos en el porteo por no tener que estar pendientes del bebé y el fular al a vez.

Hay que tener cuidado de ajustar bien el fular o podría quedar flojo y el bebé no iría bien colocado.

Los fulares elásticos suelen aguantar hasta los 10 kilos de peso más o menos, dependiendo del fabricante. Aproximadamente a los 6-8 meses del bebé notaremos que rebota y empezaremos a ir incómodos. Tienen una vida más corta que los fulares tejidos.

Al igual que el fular tejido permite llevar al bebé erguido y tumbado tanto delante, como a la cadera y a la espalda.

Bandolera

bandolera portabebe anillas

La bandolera es también una tela, normalmente igual que la del fular tejido, de unos 50-70 cm de ancho por unos dos metros de largo que en uno de sus extremos lleva cosidas dos anillas.

Esas anillas hacen que no tengamos que anudar la tela. Son las anillas las que la sostienen firmemente. Gracias a ellas es más intuitiva de colocar que los fulares.

Por contra es un portabebés asimétrico, es decir, carga el peso en un solo hombro. Esto hace que para ratos largos o con bebés grandes pueda llegar a cargarnos la espalda. Aunque podemos tomar precauciones como cambiar de hombro a cada rato.

Podemos llevar al bebé erguido y tumbado delante y a la cadera, y erguido a la espalda. Al igual que el fular tejido nos sirve desde recién nacido hasta el final del porteo.

Su rápidez de uso hace de la bandolera un portabebés idóneo para cuando los bebés empiezan a andar y está en esa época del sube y baja.

Mei-Tai

El mei-tai es un portabebés con un diseño tradicional asiático que consta de un panel donde sentaremos al bebé, dos tiras cortas que forman el cinturón y dos tiras largas que son los tirantes.

portabebe mei tai

Nos permite llevar al bebé delante, a la cadera y a la espalda.

Al contrario que los anteriores no da apoyo punto por punto a la espalda sino que la tensión va desde los tirantes.  Por lo que no es recomendable usarlo hasta que el bebé se siente y sea capaz de mantener la espalda erguida por si mismo.

Mei Tai Evolutivo

Tenemos también los mei tais evolutivos cuya diferencia es que el panel se puede encoger o alargar a lo ancho y a lo alto según el tamaño el bebé.

Esto hace que se adapte más al cuerpo del bebé, pero la sujeción a la espalda sigue viniendo de los tirantes. Así que mejor esperar a que el bebé se mantenga erguido por si mismo.

Una vez el bebé se sienta por si mismo podemos empezar a llevarle en el mei tai y podremos seguir haciéndolo hasta el peso que nos indique el fabricante.

Aunque no solo hay que tener en cuenta el peso que nos indique sino que la tela llegue de corva a corva del bebé. Si el bebé es muy grande y el panel del mei tai es muy pequeño le colgarán las piernas y no irá cómodo.

Mochila

mochila portabebeLa mochila portabebés consta también de un panel, un cinturón y unos tirantes. Aunque en este caso no se atan sino que llevan un cierre de plástico que hace “click”. Sonido que suele darnos mucha seguridad a los padres de que el bebé está bien sujeto.

Permite llevar al bebé erguido delante y a la espalda. Si los tirantes de la mochila pueden soltarse podrás también usarla a la cadera, pero no es muy confortable.

La edad o peso del bebé va a depender del modelo y el fabricante, como vamos a ver.

Las mochilas, igual que los mei tais, sostienen el panel desde los tirantes, por lo que no dan apoyo punto por punto a la espalda. Así que igual que los anteriores se recomiendan a partir de que el bebé se sienta solo y se mantiene erguido.

Muchas mochilas tienen sistemas para poder ser usadas antes de ese momento. Pueden ser cojines o braguitas que sujetan al bebé, porque el panel es demasiado grande para él. No son recomendables ya que aunque sujeten al bebé, no dan ningún apoyo a la espalda. Al estar el bebé apoyado en un panel muy grande no tiene una buena posición ergonómica. Recuerda que hay que respetar las bases del porteo seguro  para portear adecuadamente.

Mochila Evolutiva

Existen también las mochilas evolutivas. Tienen las mismas características que los mei tais evolutivos. Se adaptan al tamaño del bebé pero tampoco dan buen soporte a la espalda. Sin embargo con bebés pequeños son más recomendables que las de apaños de cojines y braguitas.

mochila portabebe emeibabyHay una excepción a este tipo de mochilas y es la mochila Emeibaby. Es una mochila evolutiva cuyo panel es de tela de fular y se ajusta al bebé mediante unas anillas a cada lado. Esto hace que sí que dé apoyo punto por punto a la espalda del bebé y pueda usarse desde recién nacido.

Además también hay mochilas para niños grandes, a partir del año o 2 años, que llamamos toddler. Son iguales que las que te acabo de explicar pero de mayor tamaño. Para mayor comodidad del niño y el adulto.

Como ves hay muchos tipos de mochilas y es que al ser el portabebés más comercial es del que más variedad encontramos. A los padres y madres nos gusta mucho por su rapidez. Sin embargo no debemos confiarnos y por ir rápido colocarla incorrectamente.

Ayudabrazos

tonga portabebe ayudabrazos

Los ayudabrazos suelen ser portabebés ligeros, que ocupan poco espacio y pesan poco. Están pensados para llevar en el bolso o incluso en un bolsillo para “por si acaso”.

Estos portabebés son para llevar al bebé en la cadera. Como no tienen soporte en la espalda ni en la cabeza deben usarse con bebés que se sientan y se mantienen erguidos solos.

Además deberemos sostenerles con el brazo para evitar accidentes. No son 100% manos libres como el resto de portabebés.

Esto hace que no sean la opción más adecuada para ratos largos. Sin embargo, en esos momentos en los que el bebé se cansa y quiere brazos, estos portabebés vienen muy bien para no acabar con los brazos hechos papilla.

Además por su ligereza suelen ser muy útiles en verano, tanto para la calle sin dar mucho calor, como para el agua si queremos bañarnos con el bebé.

¿Cuál es tu portabebés ideal?

Estos son los portabebés que más frecuentemente encontramos. Como te decía hay varios tipos y subtipos, ¡Todo un mundo!

Si quieres profundizar más en cada portabebés los encuentras aquí: fular tejido, fular elástico, bandolera, mei tai y mochila. Encontrarás información más detallada de cada uno, pros, contras y diferentes formas de usarlos, para que puedas valorar mejor cuál se ajusta más a tus necesidades.

Espero haberte aclarado un poco las dudas iniciales y que seas capaz de saber o intuir cuál es tu portabebés ideal. Recuerda que no hay un portabebés mejor, sino el más adecuado a cada familia y sus circunstancias.

Si necesitas ayuda para elegir sabes que cuentas conmigo. Escríbeme y estaré encantada de ayudarte.

Si te ha sido útil cuéntamelo y comparte para poder ayudar a otras familias. Compartir es vivir.

¿Quieres enterarte de más consejos como éste? Suscríbete al blog y recibirás un regalo exclusivo.

Comparte esto:

checklist porteo seguro portabebes

Únete al Club BabyConsulting y disfruta de tu maternidad. Suscríbete al blog y entérate de todo lo que tengo preparado para ti.